Más flexibles ergonómicos y colaborativos así cambian los muebles, el mobiliario de oficina está evolucionando. Para adaptarse a las nuevas necesidades laborales del entorno y los trabajadores. Por ejemplo, la creciente popularidad que han tenido y los espacios de coworking exigen muebles que se adapten a las actuales exigencias.

La flexibilidad en el mobiliario de oficina es esencial para adaptarse a las diferentes necesidades de los trabajadores. Y las dinámicas cambiantes del trabajo en remoto y el modelo híbrido. Las empresas que invierten en mobiliario versátil y adaptable. Por lo tanto, están mejor preparadas para crear espacios de trabajo que sean eficientes, productivos y cómodos para sus empleados. Que exigen cada vez espacios aislados para poder concentrarse.

El futuro de los espacios de trabajo colaborativos demanda configuraciones de oficinas más flexibles y versátiles. Con muebles que acompañen este cambio. Por ejemplo, la prioridad se centra actualmente en la flexibilidad, la comodidad, la estética y la integración de tecnología. Todo ello destinado a crear un entorno de trabajo colaborativo y productivo.

Gracias a la oferta de diferentes soluciones en mobiliario. Más flexibles ergonómicos y colaborativos así cambian los muebles, los empleados ganan mayor libertad y autonomía. Logrando que los trabajadores puedan escoger cómo y dónde llevar a cabo las tareas de su jornada laboral.

Con todo, el futuro de los espacios de trabajo colaborativos se fundamentará en dos pilares. Por un lado, las empresas necesitarán equipar sus sedes y oficinas con muebles flexibles. Que faciliten la metodología de trabajo que utilicen. Por otro lado, los muebles deben adaptarse a todos los perfiles de trabajadores híbridos que hay. Desde los que trabajan anclados a un escritorio fijo. Pero necesitan privacidad acústica y visual, hasta los que llevan a cabo sus tareas de manera más flexible. Sin un espacio de trabajo asignado. A todos ellos hay que sumar espacios donde no hacemos las mismas tareas todo el día. Las nuevas oficinas precisan de espacios de concentración, de colaboración. De descanso o de privacidad en un mismo lugar, para facilitar el mejor espacio para cada actividad.

Actiu cuenta con una línea de muebles adaptables a las exigencias de diferentes trabajadores de espacios flexibles

Empresas como la española Actiu han desarrollado diferentes soluciones para responder a todas estas necesidades. Cuenta con una línea de muebles adaptables a las exigencias de diferentes trabajadores de espacios flexibles. Como el modelo de mesas con altura regulable y abatible que aporta versatilidad, confort y espacio a quien la usa.

Las sillas son el mueble de oficina que más ha avanzado en términos de ergonomía a lo largo del tiempo y los trabajadores valoran cada vez más el confort de sus asientos. Por ejemplo, las sillas tienen un diseño que evita los dolores de espalda. Además, se trata de un asiento sostenible y con un mecanismo de sincronización entre el respaldo y asiento que permite la limitación de recorrido del respaldo en cuatro posiciones. Permitiendo además su bloqueo en cada una de ellas, todo ello con un único mecanismo y modelo.

El asiento, desarrollado aplicando los más altos estándares de ergonomía, se constituye a partir de una fina lámina envolvente de espuma flexible que garantiza la sustentación del usuario en cualquier postura. Además, el asiento, con regulación en profundidad, potencia el confort de la sentada y el acceso a los mecanismos integrados en su cuerpo inferior. Las palancas de regulación y ajuste incorporan un diseño de agarre con hendidos integrados para mejorar aún más la diversidad de uso de la silla.

×