lounge_chair_ottoman

Las sillas más icónicas del mundo

Lounge Chair and Ottoman por Charles y Ray Eames

Charles y Ray Eames querían hacer un mundo mejor, uno en el que las cosas estuvieran diseñadas para brindar un mayor placer a nuestras vidas. El Eames Lounge Chair and Ottoman (1956) comenzó con el deseo de crear una silla con “el cálido y receptivo aspecto de un guante de primera base bien utilizado”.

El resultado representa lo que realmente significa descansar. Combinando cuero suave y acogedor con la forma elegante de madera moldeada, el Eames Lounge Chair and Ottoman es la culminación de los esfuerzos de los Eames para crear una silla de club utilizando la tecnología de contrachapado moldeado del que fueron pioneros en los años 40.

Incluso hoy en día, cada pieza se ensambla a mano para garantizar el más alto nivel de calidad y mano de obra.

egg_chair

Egg por Arne Jacobsen

Jacobsen diseñó esta silla para el hotel SAS Royal en Copenhague, junto con muchos otros muebles. Su interpretación pop inteligente de un sillón tradicional es todo curvas y fluidez, suave y sexy. También crea una especie de capullo, especialmente si lo apartas de alguien que quieres ignorar.

Egg surgió de una nueva técnica desarrollada por Jacobsen: una capa interna de espuma fuerte debajo de la tapicería.

blank

Tulip de Eero Saarinen

Uno de los diseños icónicos de Eero Saarinen es la silla Tulip, inspirada en los tulipanes y con una sola pata. Hecha con un solo material, esta silla destaca entre los diseños de la época por no tener cuatro patas.

Asimismo, Saarinen completó su colección con mesas pedestales, seguida de su colección de sillas Tulip con bases de aluminio fundido, inspiradas en una gota de líquido de alta viscosidad.

barcelona_chair

Barcelona por Ludwig Mies van der Rohe

Le Corbusier se dio tiempo de diseñar muebles junto con Charlotte Perriand y Pierre Jeanneret. Grand Confort es “canasta de cojines”, como el mismo Cuervo se refirió a ella.

Cuenta con un exoesqueleto cromado, pues invierten las estructuras estándar de sofás y sillas al tener marcos que se exteriorizan. Con almohadas gruesas y elásticas apoyadas en los marcos de acero, la idea era ofrecer toda la comodidad de una superficie acolchada al mismo tiempo que se aplicaba el minimalismo elegante y la racionalidad industrial del estilo Internacional.

×